Paulino Savirón y Caravantes

J-10.jpg
external image fdm6Un8RY0qnUaXEEYdbl5oE4kVFak1nvQkcXohnEEjj7Ua9cfjTYCdxjA1XEEFlb2kREH18adCv4REyg36yq_eFyWmDSpffLpLinq5lghF7sLHxBKs

Biografía:

Paulino Savirón Caravantes nació en Zaragoza el 12 de Noviembre de 1865 y murió el 19 de Mayo de 1949. Perteneció a una importante familia zaragozana, entre cuyos miembros se cuenta el arqueólogo Paulino Savirón y Esteban. Fue un químico español y profesor universitario. Cuando era pequeño fue a vivir a Pamplona, donde cursó los estudios de segunda enseñanza, más tarde pasó a Madrid, en cuya Universidad se doctoró en la rama de Ciencias físico-químicas; allí fue discípulo del catedrático de análisis químico Magín Bonet y Bonfill. Dos personas influyeron mucho en su vida: su tío Paulino y su otro familiar Pedro Caravantes y Enguera, gran organista que le enseñó y aficionó a la música. Su primer trabajo como químico fue en el Laboratorio del Ministerio de Hacienda en Madrid.

De este modo, al obtener la de Química inorgánica, volvió a su ciudad natal. Llegó a ser decano, y más tarde rector de la Universidad de Zaragoza. Es autor de cinco monografías, dos de ellas relacionadas con recursos minerales y análisis químico de aguas en relación con Aragón. Su gran afición a la música le impulsó a crear en Zaragoza la Sociedad Filarmónica, a la que dedicó gran parte de su vida y energías, trabajó desde 1889 hasta el 17 de abril de 1914, en su fundación la sede se estableció en el edificio de las facultades de medicina y ciencias (hoy en día el edificio paraninfo) durante la guerra civil se cerro la academia hasta 1945 cuando el presidente Contrató quince academicos selectos como profesores para revitalizarla. Gracias a sus logros obtuvo una calle.

La calle de Paulino Savirón y Caravantes
LA CALLE:

No es muy larga, no tiene tiendas, unas cuantas casas de tres pisos máximo y enfrente tiene un descampado, tiene dos carriles de coche, mas otros dos a los lados para aparcar, la calle tiene unos 100 metros aproximadamente.


bn_b.png

NUESTRA VISITA A LA CALLE:
Fuimos a la calle una trade de invierno , estaba situada al lado de la calle de Miguel Servet. Era una calle de unos cincuenta metros de largo y no había ninguna tienda.
Conseguimos hablar con un chico que nos dijo que llamáramos a los portales de las casas (al telefonillo) pero que no llamáramos a los pisos de abajo porque había “ocupas”. Así que llamamos y pudimos hablar con un anciano que no sabía por qué le habían puesto el nombre a la calle; así que se lo explicamos amablemente pero cuando le íbamos a hacerle más preguntas nos dijo que se tenía que marchar y nos colgó. Llamamos a más pisos y no hubo suerte.




external image 8ATKKQMZFiVMIzpjL6iHm4kQqabskVupLJfyFz30WxzscRNz2OJwj69bEn7SiCMBFg8JEWIIE88ZpOsvDpUt1BfoQRa8ymQbAzlSSfU3vai1-c9kiz0 external image Wch07hp5UWEshI8CcBZCEuXQgO3F4EL1A4IFL-vOAViQa6ouK4cFlkmA7KZ_Tlz0KbmiyyfGoJ67nKqxYAzjCqQhjgkWDQTlkJfiJmIiqrXzYzQgpN0

ALGUNOS DATOS SOBRE PAULINO Y LA CALLE:
-Le dieron la calle el 10 de agosto de 1958
-Era un hombre con mucho talento, era bondadoso y luchador.
-Tenia mucho gusto para lo bello.