Doctor Claudio Delgado kalea - Donostia - Gipuzkoa
claudiodelgado2.jpg
claudiodelgado.jpg
Se traslado a la Habana,allí obtuvo premios en historia natural, anatomía, patología general e higiene privada. Durante los años 1875 y 1876 fue médico-director del Hospital de Higiene "Casa Quinta de San Antonio". En 1878 fue secretario fundador de la Sociedad de Socorros Mutuos; en 1879, archivero y bibliotecario de la Sociedad Antropológica, y desde 1879 a 1881, secretario fundador de la Sociedad de Estudios Clínicos. En 1879 cursó el doctorado. En 1881 era miembro de la Comisión de Fiebre Amarilla. Desde 1883 la Real Academia de Ciencias Médicas de La Habana le nombra socio numerario y después secretario de la sección de Ciencias.

Entre los estudios que la Real Academia registra, figuran algunos tales como uno sobre conteo de la sangre, sobre explosión de una caldera, sobre las investigaciones del Dr. Ferrán concernientes al cólera, sobre un caso de perineorragia por el método Emmet, sobre las condiciones del agua potable destinada al Lazareto de Mariel, sobre un producto fluido empleado en la fabricación del azúcar y de su acción sobre la economía humana, sobre d establecimiento de una industria de ostras en d litoral cubano, sobre la comiasis biliar, y acerca de la instalación de un laboratorio bacteriológico.

En 1888 colabora en el descubrimiento de la fiebre amarilla con el Dr. Finlay. Así se ha reconocido que los fundadores en Cuba de la Bacteriología fueron desde el año 1885 los Dr. Carlos Finlay, camagüeyano, y Claudio Delgado, donostiarra. La primera sala de asepsia y antisepsia establecida en Cuba en el Hospital de Higiene, se debe al Dr. Delgado y fue este doctor donostiarra el primero que practicó en Cuba la transfusión de sangre.

De todos modos, además de la colaboración con d Dr. Finlay, su trabajo fue tenaz para la extirpación de la fiebre amarilla o vómito negro. Ambos investigadores, Finlay y Delgado sufrieron la rechifla de sus colegas médicos que les llamaban los "mosquiteros" entre los años 1891 y 1898. Así y todo los dos sabios continuaban sus trabajos. El Dr. Finlay le habla cariñosamente en sus cartas a Delgado de "nuestro mosquito", el de la fiebre.

El reconocimiento del descubrimiento ocurrió en 1901. En el discurso de Finlay en el banquete que se le ofreció cuenta de cómo él y Delgado descubrieron un grueso diamante con apariencia de piedra tosca y grosera encontrada en un campo yermo y desconocido.

En 1903 presentó al Congreso Médico Internacional de Madrid un informe relativo al descubrimiento del mosquito portador de la fiebre amarilla. Colaboró activamente en las revistas cubanas Anales, Crónica médico-quirúrgica de La Habana y Revista de Ciencias Médicas.

Falleció el 13 de julio de 1916.
Joana, Lydia, Lorea y Andrea