Cesar Chicote kalea - Donostia - Gipuzkoa
chicote2.jpg
chicote1.jpg
Hijo y nieto de farmacéuticos madrileños, César Chicote y del Riego nació en Madrid en 1861. Graduado Bachiller en el instituto Cardenal Cisneros en 1874 y después de cursar algunas asignaturas en Ciencias Naturales, optó por los estudios de Farmacia, licenciándose por la Universidad Central de Madrid en 1881, con 20 años de edad. Un año más tarde ya era doctor Desde su juventud, se dedicó a la Entomología.

Participó en 1883 en un viaje al norte de Marruecos con el fin de recolectar insectos para su estudio.

En 1885 fue nombrado ayudante de clases prácticas en la Facultad de Farmacia de Madrid.
En 1886 accede a la plaza de Ayudante Químico Tercero del Laboratorio Municipal de Madrid.
En 1887 se trasladó a Donostia.
En ese mismo año el Ayuntamiento donostiarra decidió crear la plaza de Director del Laboratorio Químico Municipal, sacándola a concurso público, al que se presentó César Chicote.

Fue nombrado por unanimidad para dicho cargo, del que tomó posesión el 8 de julilo de 1887 y se le encomendó la instalación del laboratorio. Casó César Chicote con Luisa Moreno Miguel, natural de Zaragoza. Tuvieron un hijo, Juan, que nació en Donostia. Organizó un laboratorio que sirvió de referencia a todos los del resto del Estado; adelantándose a los tiempos, propugna la unidad de gestión de las distintas secciones que componían la sanidad municipal (Inspección Veterinaria, DDD, Casa de Socorro, médicos de la Beneficencia, Inspección Médico-Escolar y Laboratorio). Impulsa la red de alcantarillado de la ciudad y la desinfección de espacios públicos.

Es precursor del tratamiento selectivo de los residuos urbanos y de la cremación de los residuos orgánicos.
Delegado del Ayuntamiento donostiarra en el IX Congreso Internacional de Higiene y Demografía celebrado en Madrid. Anteriormente lo fue en El Havre y Barcelona. Su actividad fue multidisciplinar.

En 1888 el Ayuntamiento acordó un voto de gracias por el notable informe que presentó sobre el gas de alumbrado de la ciudad. Hombre de gran prestigio, fue designado por el Gobierno para estudiar la organización y funcionamiento de otros laboratorios de química del extranjero, así como los servicios de desinfección pública. Organizó el viaje y acompañó a ocho niños donostiarras mordidos por perros hidrófobos al Instituto Pasteur de París en 1889. Divulgador infatigable, se le conocen más de cien publicaciones en libros, folletos, artículos de prensa, etc. Durante su estancia en Donostia también ejerció como farmacéutico del Hospital de San Antonio Abad (Hospital de Manteo).

En 1898 renunció a su cargo en Donostia al haber sido nombrado Jefe del Laboratorio Municipal de Madrid. El Ayuntamiento donostiarra mostró su sentimiento y agradeció los trabajos realizados para la ciudad, reconociendo su laboriosidad y celo. Antes de su marcha publicó una Memoria, compendio de sus actuaciones, organización y trabajos del Laboratorio Químico Municipal durante los 10 años de su mandato. Jubilado en mayo de 1932, falleció a los 88 años en su domicilio madrileño el 7 de mayo de 1950.
Claudia y Maria